Logo Amway

Blog oficial Amway Argentina

  • Rutina Facial

3 pasos de tu rutina de belleza esenciales para cuidar tu rostro

06-06-2024
Imagenes de noticia

Asómate a esta rutina esencial de belleza para mamás que tienen un tiempo limitado de autocuidado. Solo necesitas estos 3 pasos.

 

 

 

Cuando el tiempo vale oro

Si tienes que gestionar tu tiempo para hacerlo rendir entre el trabajo, la casa y la familia, sabes de qué estamos hablando. En estos casos es esencial encontrar momentos para cuidar de ti misma y hacer que, sin importar qué tan cortos sean, valgan mucho la pena.

 

Una de esas necesidades básicas es cuidar tu rostro. Hay muchos factores que pueden ayudarnos a tener una piel equilibrada y bien cuidada. Uno de ellos es contar con una rutina sencilla pero efectiva.

 

Lo que tu piel necesita

Cuando tienes tiempo suficiente para mimarte, puedes regalarle a tu rostro una limpieza en profundidad, hacerte una exfoliación, o premiarla con un reconfortante masaje. Sin embargo, no hace falta dedicarle mucho tiempo a tu piel para ofrecerle el cuidado que necesita: lo esencial es la constancia.

 

Una vez a la semana, puedes elegir una rutina de cuidado facial más larga, pero lo que toda piel requiere se puede resumir en tres sencillos pasos: una higiene adecuada, una buena hidratación y una protección eficiente que le ayude a mantenerse en buena forma. Todo esto puedes conseguirlo fácilmente en pocos minutos al iniciar tu día y al terminarlo.

 

Uno, dos y tres

  1. Limpieza: El objetivo de la limpieza es eliminar las impurezas que hayan podido depositarse y preparar la piel, ya sea para un buen descanso, o para enfrentar un largo día. Utiliza un producto suave que sea respetuoso con el equilibrio natural de tu piel. Ayúdate con una toallita o esponja de textura también suave.
  2. Hidratación: Este paso te ayudará a equilibrar tu cutis y reponer la hidratación que haya podido perder. Elige un producto que vaya según tu tipo de piel y aplícalo con un ligero masaje.
  3. Protección: Como último paso ofrécele a tu piel una barrera de protección. Si te estás preparando para empezar tu jornada, un producto que la proteja de los efectos del sol es lo ideal. Si estás terminando, una crema de noche le ayudará a recuperarse de un largo día y estar equilibrada y luminosa al día siguiente.

 

Una rutina para ti

Ya sea que estés empezando tu día, o que lo estés terminando, una rutina básica de cuidados para la piel de tu rostro puede convertirse en el momento ideal para estar contigo misma y disfrutar de unos minutos de atención plena solo para ti que tanto mereces.

 

¿Qué rutina sigues actualmente para el cuidado de tu piel? ¿Y para estar contigo misma? Cuéntanoslo en comentarios, y vive tu vida como tú quieres.