Logo Amway

Blog oficial Amway Argentina

  • Comida Saludable
  • Alimentacion balanceada
  • Comida Navideña

Disfruta de la comida navideña manteniendo un balance nutricional

29-11-2021

Las fiestas navideñas están por llegar y sabes que no hay fuerza de voluntad suficiente para resistirse a tantos manjares que preparamos en familia. El acto de comer es un placer incomparable y en esas fechas fomenta aún más la convivencia... y claro, algunos kilitos de más.

 

¿Sabías que, en promedio, podemos aumentar entre 3 y 5 kilos de peso entre Navidad y Año Nuevo? Ya sea por una mayor ingesta calórica, alteraciones de nuestros hábitos alimenticios, o quizá hacemos un poco menos de ejercicio... en fin, las razones son varias, pero los beneficios de cuidarte y mantenerte en balance de verdad valen la pena.

 

Aquí te decimos cómo puedes disfrutar de la comida navideña durante esta temporada, sin sacrificar todo lo que has trabajado en ti a lo largo del año.

 

  • Toma un desayuno nutritivo y equilibrado. Darle a tu cuerpo lo que necesita a primera hora del día te recompensará haciéndote sentir de buen humor y con energía, pero sobre todo, te ayudará a reducir antojos. Pero si no tienes opciones saludables a la mano, entonces elige platillos bajos en sal o azúcar y ricos en fibra. ¡No te lo saltes!

 

  • ¿Consumes muchos refrescos? Entonces prefiere los que sean bajos en calorías o sin azúcar, o mézclalos con un poco de agua mineral.

 

  • Sé consciente de lo que comes. Cuando identificas el valor nutricional y calórico de la comida navideña que está a la mesa, tienes más posibilidades de decidir cómo y cuándo te moderas... o dónde te das permiso. Come de todo, pero en poca cantidad. Y hazlo despacio, gozando el sabor y textura de cada alimento.

 

  • No te saltes ninguna comida. El viejo pretexto de: “mejor aguanto hasta que llegue a la fiesta”, solo te causará ataques de hambre y problemas digestivos. Otro consejo es que antes del evento tomes un snack ligero y nutritivo.

 

  • Si cada quien lleva algo a la reunión, prepara bocadillos y platos saludables o con menos cantidades de grasas, frituras, azúcares y sal. Y si puedes, propón a los demás que hagan lo mismo.

 

  • El truco del plato pequeño. Sírvete en uno y la ilusión óptica te ayudará a medirte en las porciones, solamente no cedas llenándolo una y otra vez. Cuando lo termines, bebe agua y espera unos 15 minutos, que es más o menos lo que tarda el cerebro en procesar la señal de saciedad de tu cuerpo.

 

  • ¿Vas a un buffet? Trata de sentarte lo más lejos de la barra de comidas y toma más ensalada al inicio.

 

  • Sigue ejercitándote. Aquí tu constancia es más importante que nunca. Si no tienes tiempo o ganas de realizar tu rutina normal de activación, haz una versión más suave, prueba otras alternativas de baja intensidad, o practica la meditación. También puede ser que el día de la reunión hagas un poco más de trabajo físico y así compensar un poco.

 

  • ¿Te llevas a casa comida navideña para recalentar luego? Si es mucha, prueba dividiéndola en porciones, ponla en vasijas, congela, y descongela únicamente lo que vayas a comer al momento. Así te durará más y evitarás caer en la tentación de devorar todo de una vez con el pretexto de que se echará a perder. 

 

¡Tu vida como tú la quieres te da el poder de elegir lo que te hace sentir bien!