Logo Amway

Blog oficial Amway Argentina

  • Emprendimiento
  • Oportunidad
  • Motivacion
  • Negocio

Los primeros pasos al momento de emprender

03-01-2022

Cuando preparas una receta nueva de un pastel delicioso, lo mejor es tener todos los ingredientes listos antes de empezar a mezclar y preparar, porque de esta manera puedes darte cuenta si te falta algún ingrediente clave que cause que tu pastel no se infle o tenga un sabor horrible. De la misma manera pasa cuando emprendes un nuevo negocio, antes de meter las manos a la masa, debes asegurarte de tener las herramientas necesarias para empezar y reducir así las probabilidades de que se caiga todo a mitad de camino.

 

Haz tu lista de ingredientes

Identifica todo lo que tu negocio necesita para arrancar y ponlo en papel. Aterrizar las cosas por escrito lo hace todo más real y tangible.

 

En el mundo de los negocios eso significa hacer un plan de negocios. Define el perfil de tus clientes, los canales que usarás, tus alianzas, los recursos que necesitarás, así como la fuente de ingresos que va a tener tu proyecto.

 

Proveedores. Es difícil encontrar buenos proveedores a la primera, por eso es mejor que investigues varias opciones que cumplan con lo que tú necesitas. No te quedes solo con la opción A, guarda una opción B, C y D como respaldo en caso de que tu opción A te falle.

 

Capacitación. Seguramente cuando hagas el plan de negocios te des cuenta de algunos aspectos del emprendimiento de los que no tienes mucho conocimiento, así que, prepárate y capacítate tomando unos cuantos cursos.

 

Gastos fijos. ¿Necesitas una oficina o solo necesitas una computadora e internet? Cuida tu presupuesto, no gastes en lo que no necesitas. Hoy en día cada vez más gente trabaja desde su casa, o hacen uso de las oficinas de networking para ahorrar en gastos fijos.  

 

Equipo de trabajo. Armar un equipo de personas capacitadas para cumplir con las tareas de tu negocio es indispensable para su éxito y crecimiento. Define la cantidad de tareas y el perfil necesario para cubrirlas.

 

Socios. Ten claro la razón por la que necesitas uno o varios socios, ya sea para aportar dinero o activos, experiencia, trabajo, capacidad directiva, contactos, etc. Define su perfil y asegúrate de que tengan la personalidad correcta y que estén disponibles para las largas horas de trabajo que vas a requerir.

 

Contactos. Hacer networking es el cardio del emprendimiento. Empieza ya a hacer tu lista de personas que estén en tu mismo mundo, con las que puedes construir relaciones fuertes. Dentro de esta lista de contactos puedes encontrar el apoyo o el impulso que tu negocio necesita.

 

Sondeo de mercado. Investiga y asegúrate de que haya mercado y demanda para tu producto o servicio. ¿Cómo se hace esto? Saliendo a la calle y hablando con potenciales clientes y expertos, y preguntándoles directamente si le encuentran valor. No es una validación definitiva, pero te da información. Cada venta debe ser redituable, idealmente en un 50%.

 

Financiamiento. Cualquiera que comience un negocio lo hace para obtener ganancias, así que es indispensable aterrizar y entender completamente el financiamiento que necesita tu negocio para sobrevivir a la primera fase y el tiempo que tomará para ver ganancias.

 

Tiempo. Calcula cuánto tiempo necesitas dedicar por día, semana o mes para llevar acabo la primera fase de tu negocio. El tiempo es algo que subestimamos pensando que lo tenemos a manos llenas, pero es muy probable que aún no dejes tu trabajo estable y es importante comprometer un espacio en tu calendario destinado a tu nuevo proyecto en lo que llega el momento de poder dedicarle el 100% de tu tiempo.

 

Motivación. Mantén la mira en el problema que estás tratando de resolver con tu emprendimiento. Concentrarte en el problema y no en la solución te ayuda a no perder la pasión con la que empiezas y ser flexible para modificar la solución si no funciona a la primera.

 

Estos algunos de los pasos que hay que dar antes de emprender tu negocio, una vez que los tengas podrás lanzarte con más confianza. Vive tu vida como tú la quieres, dando un paso a la vez hasta llegar a la meta.