Logo Amway

Blog oficial Amway Argentina

  • Salud Bucal
  • Higiene Bucal
  • Enjuague Bucal
  • embarazo

Higiene bucal durante el embarazo: una guía para cuidado dental

01-11-2021

El embarazo es una etapa de muchos cuidados, que abarcan tanto lo físico como lo emocional. Sin embargo, casi no se habla de la importancia de llevar una correcta higiene bucal durante el proceso. Si estás embarazada y quieres saber por qué necesitas tenerlo en cuenta, ¡sigue leyendo!

 

Aunque tal vez al inicio no sea muy notorio, cuando se está embarazada pasan muchos cambios hormonales, fisiológicos y de conducta que pueden impactar la salud bucal, como pueden ser el deseo de antojos o alteraciones de los ciclos de vigilia y sueño, por mencionar algunos, lo que aumenta el riesgo de aparición de caries y enfermedad de las encías. En este sentido, un artículo de la Sociedad Española de Odontopediatría refiere que cualquier mujer que planee quedar embarazada o haya confirmado que lo está, debe ir a una revisión odontológica para detectar y atender cualquier padecimiento.  

 

En el mismo artículo se desmiente la creencia popular de que el feto obtiene calcio de los dientes de su madre y que por eso se pierden piezas dentales. En realidad, este mineral proviene de sus huesos y de los alimentos que ella consume. Por lo cual, la caída de dientes u otras patologías podrían deberse más bien a la existencia previa de caries o gingivitis, consecuencias de haber descuidado la higiene bucal.

 

Buenos hábitos, tu mejor legado.

Prevenir es importante no solo para la futura madre, sino también para el bebé. De acuerdo a un estudio realizado en Finlandia, las hijas e hijos de las mujeres que atendieron oportunamente sus caries durante el embarazo tuvieron menor incidencia de este problema durante la fase de dentición temporal, posiblemente gracias a la recepción de apoyo inmune por vía placentaria.

 

Algunos consejos de la American Dental Association (ADA) para una buena rutina de higiene bucal durante el embarazo son:

 

  • Regla 2-2: Cepilla tus dientes dos veces al día, durante dos minutos.

 

  • Usa hilo dental y pasta dental con flúor. Habla con tu dentista sobre cuál es la opción que considera más segura para ti.

 

  • Si consumes algún alimento entre comidas, busca de preferencia que sea nutritivo y contenga poca azúcar. Frutas y vegetales crudos, yogur y queso son buenas alternativas.

 

  • Si planeas agendar alguna visita de rutina con tu dentista, es recomendable comentarle en qué mes de gestación te encuentras y si el embarazo es de alto riesgo, si existe alguna condición médica especial o tomas medicamentos, para que lo tenga en cuenta y, si es necesario, evalúe posponer cualquier procedimiento que haya que realizar. También avísale si has notado algún cambio en tus dientes o encías.

 

  • Tu dentista podría recomendar que uses enjuague bucal, ya sea porque que nunca lo hayas utilizado, o porque considere que en este momento hay que controlar el crecimiento de la placa dental.

 

  • Si las náuseas te hacen vomitar muy seguido, la ADA también sugiere que en lugar de cepillarte los dientes inmediatamente después, trates de enjuagarte la boca con una cucharadita de bicarbonato disuelta en agua, ya que cuando los ácidos gástricos tienen contacto muy frecuente con los dientes dañan su esmalte.

 

Puede ser que después de un momento de náuseas te sientas algo incómoda sobre tu aliento. Si es el caso, considera probar el Refrescante Bucal en Spray Glister™, que actúa al instante y deja por mucho tiempo un delicioso sabor a menta en tu boca, además de que su práctico tamaño te facilita llevarlo en el bolso para usarlo siempre que lo necesites.

 

Tu vida como tú la quieres es incomparable. ¿Qué tan importante es para ti llevar una rutina adecuada de higiene bucal? ¡Compártenos tu punto de vista en los comentarios!